Vilassar de Mar
Alojamiento Comer Ocio Comercios Servicios Entidades Anúncio Gratis
Maresme

Vilassar de Mar

El GarrafOsonaZona La GarrigaEl Lluçanès flor de loto

Torre d'en Nadal estrella Ca la Maria Espartera Antic Hostal Ajuntament Antic casino Can Bassa estrella Casa Pau Jover Can Matamala Casa Joan Tusell Casa Fornas Casa Elvira Ferrés Can Viladomiu Can Elias Església parroquial de Sant Joan estrella Carrer de Sant Ignasi El carrer Montserrat Can Vicentó Ca l'Amat Escola la Presentació de la Mare de Déu Casa Marimon (Can Lari) Cases Lladó Casal de Curació L'Escola Náautica La Séenia del Rellotge Cementiri de Vilassar Porta del Cementiri Escola Vaixell Burriac i Institut Vilatzara estrella Museus Museu Enric Monjo Museu de la Marina Museu de la Mina Vella

.

RUTA DE LOS INDIANOS:
La torre de Navidad ( plaza de Pau Vila )
Durante los siglos XV y XVI, por mor de las incursiones de corsarios berberiscos que menudeaban en nuestro litoral, se construyeron numerosas torres de vigilancia y de defensa. En el término de la actual Vilassar de Mar se n'al
aren tres : Can Nadal, Can Mir y can Rufau o Lledó de Mar, aunque hasta nuestros días sólo ha llegado la de Can Nadal. Este torre pertenecía a una masía fortificada de finales del siglo XV, es de planta circular, abierta en el segundo piso y tiene una ventana gótica de arco conopial.
torre den navidad
Iglesia de San Juan Bautista ( plaza de la Iglesia )
El templo parroquial fue consagrado en 1745, bajo la advocación de San Juan Bautista. De este primer templo sólo queda la portada, con un relieve con motivo pescador, y el campanario, de planta cuadrada que se convierte octogonal en los pisos superiores. El resto es obra de la reforma impulsada en 1939 sobre el proyecto del arquitecto Josep Maria Ribas y Casas en los solares que antes ocupaban la iglesia y la rectoría y que culminó en la bendición del nuevo templo en 1945.
calle sant francesc
Calle de San Francisco
Esta calle es uno de los más antiguos de la población. Se ubican dos viejas casas de pescadores con rústicas escaleras exteriores de acceso a la vivienda y el almacén de can Francisco, construido por la familia Carrau en la época del comercio de ultramar.
El antiguo hostal, actual Museo Monjo ( Camino Real, 30 )
El antiguo hostal, ubicado en el antiguo camino real de Barcelona a Mataró, está documentado desde 1662. Reformado en 1762, acogió el primer Ayuntamiento de Vilassar de Mar entre 1785 y 1962. En la actualidad, acoge el Museo Monjo, uno de los centros culturales más prestigiosos del Maresme, con una exposición permanente de obras del escultor Enric Monjo, nacido en Vilassar de Mar 1895 y fallecido en Barcelona en 1976. Cabe destacar los esgrafiados de 1902 de la fachada lateral, que es lo que queda de la decoración que adornaba toda la fachada, obra del arquitecto modernista local Eduard Ferrés i Puig.
museo monje
Telégrafo óptico ( calle Doctor Masriera, 16 )
Sencilla y maciza construcción de mediados del siglo XIX, en un estilo neoclásico primitivo, de paredes escarpadas de pesada planta baja sobre la cual se alza una nave acabada en un clásico frontón con un ojo de buey para ventilación. Conocida popularmente como la torre del telégrafo óptico, albergaba un heliógrafo que producía señales luminosas de intensidad variable para reflexión de los rayos solares en un espejo plano, generalmente móvil, además de otros artilugios de señalización. En 1894 fue adquirida por el Ayuntamiento, que instaló un depósito de agua y una fuente pública.
telegrafo optico
Antiguo Casino o Fomento ( plaza del Ayuntamiento )
La actual plaza del Ayuntamiento fue proyectada a mediados del siglo XIX como una plaza porticada. La primera construcción que se realizó fue este edificio de estilo neoclásico construido por el maestro de obras Jaume Vives. En su origen fue un casino abierto durante el momento histórico de los capitanes de barco de la ruta transoceánica. Inicialmente, sus porches, conocidos como las Vueltas del Fomento, tenían las columnas de hierro fundido, tal como se puede observar todavía en algunas columnas. Se acompaña una fotografía antigua donde puede apreciarse el balcón de la fachada y una clásica tribuna glorieta que puede recordar un mascarón de proa. El frontón original ha desaparecido, dejando a la vista una alargada balaustrada.
antiguo casino fomento
Calle de los Balcones ( calle San Ignacio )
Las casas de coso son edificios típicos de esta área del Maresme construidos por maestros de obras durante el siglo XIX, de 20 palmos de fachada por 40 de profundidad, con planta y piso y una salida con pozo y lavadero en la parte trasera. En Vilassar de Mar tenemos varias muestras en las calles San Ignacio, del Carmen. La calle de los Balcones es un característico y emblemático conjunto de casas de coso con idéntica tipología durante el siglo XIX, que incorpora el trazo diferencial de los balcones, inusual en las otras construcciones de casas de coso del resto de la población. El portal es de arco escarzano bajo un pequeño balcón, mientras que las ventanas con reja de la planta baja son añadidos posteriores. Es notable la defensa que han llevado a cabo los vecinos de la calle para preservar la tipología de sus casas.
calle de los balcones
Antigua Escuela Náutica ( Santa Eulalia, 40 )
En 1876 Joan Monjo i Pons fundó el Colegio Náutico- Mercantil, conocido popularmente como el Estudio de Pilotos o hay Monje. El edificio de la Escuela, de estilo neoclásico, sigue a escala reducida el esquema de la Llotja de Barcelona, con pilares de sillares almohadillados que sostienen pilastras con capiteles jónicos y un coronamiento con frontón entre balaustradas. En la actualidad, este edificio acoge dependencias municipales.
Calle de San Pablo
Originariamente, la mayoría de casas del pueblo tenían delante, más allá de la calle, un huerto particular. En el caso de la calle de San Pablo, cuando se rectificó el trazado de la carretera, a finales del siglo XIX, este huerto se adosó a las fachadas de las casas, lo cual propició que muchas viviendas fueran aterrizados o acondicionados como residencias veraniegas de familias barcelonesas acomodadas. Estas nuevas construcciones, en su mayoría de estilo señorial, se construyeron siguiendo los estilos modernista y novecentista a principios del siglo XX.
Can Bassa (Sant Pau, 3-4)
Importante obra del arquitecto vilassarenc Eduard Ferrés i Puig (1872-1928), construida en el año 1898. De estilo modernista, recuerda el Casal del Cross, obra de Puig i Cadafalch. Destaca la decoración de la fachada, con relieves esculpidos en un repertorio de adornos florales de inspiración medievalista. Hay también motivos iconográficos americanos, como un personaje bebiendo mate, y un particular escudo de Vilassar, con la fecha de construcción de la vivienda. La casa es conocida con el nombre de Can Bassa por su primer propietario, Pedro Sitges Bassa, que hizo fortuna en América.
Can Bassa
Ca la Maria Espartera ( Camino Real, 16 )
Esta es la restauración, relativamente reciente, de la casa conocida popularmente como Ca la Maria Espartera. La edificación quedaba, antes de la reforma, más hundida respecto a la carretera actual y con la fachada más retirada. Esta es la parte central de una casa a la que se adosaba la antigua torre de defensa de can Rufau o can Lledó, situada entre las casas número 14 y 15 del Camino Real, de la que hoy sólo se pueden observar algunos restos en los jardines de las casas. De la restauración se han conservado dos elementos característicos : la puerta dovelada y la ventana gótica, aunque, desgraciadamente, a la hora de la colocación de las dos piedras del arco, se hizo al revés. Es por ello que se deja constancia fotográfica de la vivienda antes de la restauración.
Hay Negro ( Doctor Masriera, 30 )
Edificio habilidad 1902 como vivienda para una rama de la familia Guardiola que se dedicaba a la marina mercante y al comercio de ultramar, lo que explicaría el porqué del motivo hay Negro, recuerdo de un posible pasado de oscuros negocios americanos. Edificio de doble coso, de composición académica, de estilo neoclásico. Es notable, en la fachada sur, una tribuna poliédrica de quebradizo y ornamentos de motivos vegetales con los colores amarillos, verdes y violetas, ya de clara inspiración premodernista. Cabe decir que, según la tradición, fue la primera vivienda de Vilassar de Mar que contó con luz eléctrica.
Can Lari Marimon ( Santa Rosa de Lima, 31 )
Peculiar casa de estilo colonial construida por Hilari Marimon en 1918 sobre una gran soportal, con fisonomía muy náutica y notables acabados de construcción. Las galerías acristaladas que lo rodean hacen de esta casa una muestra modélica. El coloreado del conjunto proviene de los abigarrados colores de los trópicos. Cabe destacar el poderoso viguería interior y el costillar que sostienen el tejado y recuerdan la estructura de un barco.
Antigua Riera Sogueros ( arroyo de Cabrils en su tramo final)
Durante la época dorada de la marina en Vilassar de Mar, entre los siglos XVIII y XIX, en este lugar de la riera, ancho y recto, los corderos trenzaban el cáñamo. La canalización del arroyo los años 1920 cambió su antigua fisonomía, pero el nombre aún perdura.
Paseo del Pins
Como en otros lugares del pueblo, las casas de la calle del Carmen tenían sus huertos junto a la riera de Cabrils, pero cuando se llevó a cabo la canalización del arroyo los años 1920 los propietarios cedieron parte de sus huertos para construir paseo de la Riera. Los años 1970 se sustituyeron los viejos árboles enfermos por los actuales pinos, que han dado nombre al actual paseo de los Pinos.
Can Piera, ahora casa Fornas ( San Pablo, 16 )
Típica y notable casa novecentista, de correspondencia de ejes con vertical, de planta baja y dos pisos, terminada la última con aperturas de tres arcos. Destaca el riguroso y cuidadoso trabajo de la barbacana, construcción en voladizo hecha con vigas de madera, que sobresale del plomo de la fachada que sostiene una minuciosa ornamentación de notable azulejería. Hay que fijarse en los relieves a modo de frutales que adornan tanto la puerta de la entrada de la casa como las aberturas, en el más clásico espíritu y serena atmósfera novecentista, tal vez casero y periférico pero no menos bello.
Casa Ferrés y Puig (Sant Pau, 17)
Vivienda particular del arquitecto Eduard Ferrés i Puig, rehecho sobre la antigua fonda can Cassáa, Las Flores, 1915, que levantó otro piso y instaló su taller de arquitecto. Cabe destacar el ventanal de la segunda planta, de ancho a ancho de la fachada. Son importantes la reja y la puerta de forja, de indudable influencia sezession. En el interior de la casa, el zócalo de la planta baja está decorado con dibujos hechos con estucado planchado. Es obra del año 1920 y es una de las muestras de ornamentación más importantes del Maresme.
Ca la Almera ( Camino Real, 8 )
Vivienda de planta baja y dos pisos, con fachada de orden par y aperturas de dinteles redondeadas y terminada con una elegante balaustrada. Destaca la rigurosa composición académica en correspondencia vertical de ejes. Es importante resaltar, dado que quizás es un ejemplo único en el pueblo, el alargado y elegante pasillo que une las entradas de la casa, una en cada calle, visibles a través de los cristales grabados al ácido de las celosías que cierran los canceles, con una bien trabajada carpintería.
Can Pau Jover ( calle Sant Pau, 2)
Deliciosa torreta construida por el arquitecto Eduard Ferrés i Puig a principios de los años veinte, como vivienda veraniego de planta baja y piso semisótano de Pau Jover. Se accede a la planta mediante una escalera. Destaca, además de la construcción de ladrillo esmaltado y vista, la abundancia de quebradizo, tanto en escala como en el tímpano y en las ventanas. Al sorprendente patio posterior destaca una pequeña rambla arbolada, que gracias al cuidado que han tenido los propietarios nos ha llegado intacta hasta hoy.
Can Pou Godori ( Camino Real, 17)
Vivienda de tres ejes de apertura, característica poco habitual en las casas de coso, construida sobre los restos de la masía de Can Lledó de Mar. Casa edificada a principios del siglo XX con puerta central al lado de dos ventanas. Tiene un balcón corrido de tres aperturas en el primer piso, con una losa o peana, soportada por una serie de ménsulas y barandilla de hierro forjado, siguiendo el modelo de las rejas de la planta baja. La balaustrada reposa sobre la cornisa donde concurren seis pequeños arcos en relieve que descansan sobre los capiteles de estilizadas columnas recrecidos. Sobre la puerta figuran las iniciales del promotor del inmueble : José Pou Godori.
Hay notario Peira ( San Pablo, 15 )
Espléndida composición académica bien estudiada con un juego de ejes armónicos.
Ventana y puerta lateral y de orden simple decreciente. Cabe destacar la simétrica y equilibrada disposición de los relieves sobre cada una de las aberturas en cada planta, y que tiene una correspondencia con los ojos de buey al cabecero del edificio. El balcón único con reja de guirnaldas y dos aberturas conserva la simetría de la planta baja y la del segundo piso. Son interesantes la cornisa y la cenefa en relieve en zigzag.
Can Pepito Calafat ( calle Sant Pau, 8 )
Espléndida construcción de comienzos del siglo XX, donde se destacan primordialmente la sobresaliendo tribuna del primer piso, con tres arcos de madera y vidrios de aire cubano. El balcón va de lado a lado con dos aberturas en el segundo piso. A partir de esta planta exhibe bellos esgrafiados y relieves con el sello puramente modernista, que llegan hasta la cornisa bombeada terminada con cuatro capcims o pináculos. Igualmente, cabe destacar la barandilla del balcón que refleja claramente la huella art nouveau con las guirnaldas de hierro forjado.
Cal Gras ( Rector Bartrina, 33)
Fachada reformada a partir de una finca ya existente, dada la disposición de las ventanas del primer piso, más propias de la época en que fue construido la vivienda primitivo. Tiene la puerta dovelada y las ventanas con reja sobresaliente. A partir de la primera planta se puede observar el cambio de decoración : un esgrafiado de geometría romboidal, enmarcada por relieves acolchados, como motivo decorativo. Aberturas redondas a la altura de la buhardilla y debajo de un coronamiento de balaustres de terracota. La decoración se extiende también a la fachada lateral. Cabe destacar a la salida del espléndido lavadero y el repartidor de agua. Esta vivienda disponía de unos baños turcos, revestidos con ladrillo de fuego de color sangre, propia para revestir paramentos expuestos al calor.
Ca la Arines ( calle Montserrat, 33)
Casa señorial de inspiración modernista. Cabe destacar el estucado de rosetones en relieve de la fachada, los botones de cerámica azul vidriada y el alero de repisas escalonadas y pináculos en forma de almenas en el Capcir. Bajo las ventanas del primer y el segundo piso tiene baldosas de cerámica. En la fachada lateral pueden verse las aberturas de los rellanos de la escalera y un espléndido chimenea con sombrerete de cerámica.
Ca n'Alfons Murtra ( San Roque, 33)
Remarcable fachada modernista, bien conservada, de balcones corridos en la primera y segunda planta, con una gran cartela central. Hermosos dibujos esgrafiados en las dos plantas superiores. Espléndida puerta de arco, relieves acolchados y zócalo crecido. Las barandillas de los balcones son una muestra modernista. Remate con rosetón central y balaustrada modernista.
Can Quimet Zist (San Juan, 40 )
Casa de coso, transformada en local comercial, alterando la típica tipología de estas construcciones en convertir la media parte delantera en el vestíbulo y tienda y en vivienda el resto a partir de la escala. Cabe destacar las celosías del escaparate haciendo juego con la puerta de la tienda de una antigua sastrería. En los años cincuenta el escaparate era utilizado para exponer carteles y fotografías de las películas que se exhibían en el Círculo.
Hay Tit ( Rosario, 1)
Espléndida casa señorial de principios del siglo XX, de doble coso, de cuatro ejes, de orden par y correspondencia vertical. Balcón de lado a lado, de bella factura de hierro de estilo modernista. Las aberturas de la primera planta quedan enmarcadas con un relieve que las rodea. Espectacular cornisa, soportada por ménsulas, con capcims y pináculos almenados.
Can Santinyáa ( Santiago, 22-23)
Casa señorial, de planta baja y medio sótano, lo que le permite recibir luz y ventilación directas por medio de unas pequeñas ventanas. Gran puerta principal que da a un gran vestíbulo con columnas mediante escalera, quizá la puerta más grande de todo el pueblo. De estilo neoclásico, pueden destacarse las aberturas bastante altas con doble y triple ventanal. También es interesante el esgrafiado bajo las aberturas y acolchados en los lados. Gran cornisa sobre varias ménsulas con alternancia de respiraderos.
Can Francisco (San Sebastián, 33)
Composición académica, de orden impar. Casal de cuerpo y medio. Puerta central y ventanas de reja, enmarcadas con piedra y dintel recto. Balcón corrido, con ménsulas de juego compositivo con las aberturas. Las tres aberturas del primer piso están coronadas con un friso de terracota y geometría floral. Planta de arriba bien ceñida con un juego de aberturas. Azotea con balaustrada.
Can Viladomiu (Sant Pau, 9-10 )
Esta casa se ??edificó donde antiguamente había dos casas de cuerpo. Construcción típicamente novecentista, con aberturas coronadas con un arco de medio punto, de un bello y exquisito equilibrio, con ornamentación de terracotas arquitectónicas de estilo mediterráneo.
Can Nicet Matamala ( San Pablo, 7 )
Obra del arquitecto vilassarenc Eduard Ferrés i Puig dentro del estilo sezession, de clara inspiración vienesa. Construida en 1916, año en que este notable arquitecto construyó su domicilio particular, en la misma calle de Sant Pau, 17, un año después de serle otorgado el premio de arquitectura del Ayuntamiento de Barcelona por almacenes Can Damians en la calle Pelai. Los pináculos de la barandilla están inspirados en los del edificio barcelonés y en el panel se inscribe la inicial del apellido Matamala.
Ca Amat (San Juan, 52 )
Casa de finales del siglo XIX, de estilo modernista y dentro de la corriente, tan característico y típico de este estilo, mudéjar. Edificación de cuerpo y medio, de composición simétrica, de puertas y balcones acabados en arco de herradura o árabe. Cabe destacar los mosaicos de las aberturas de total inspiración morisca y la notable ornamentación de bajo el alero.
Can Vicentó ( Montserrat, 45 )
Casa de doble coso, de finales del siglo XIX, y típicamente de las llamadas de hindúes, situada en inmejorable posición, al final de la calle de San Juan, conocida como Can Vicentó en recuerdo de Vicente Martín, fabricante textil. Típica construcción de maestro de obras. El jardín posterior se va abriendo en abanico y llega hasta el pasaje de la plaza del Círculo. Fachada académica, con dos ventanas laterales y balcón corrido en el piso superior, balaustre y CAPC central. Cabe destacar el espléndido trabajo de carpintería de la Abanico con cristales helados y dibujos de palmas. Todo muy bien conservado

.