Canet de Mar
Alojamiento Comer Ocio Comercios Servicios Entidades Anúncio Gratis
Maresme

Canet de Mar

El GarrafOsonaZona La GarrigaEl Lluçanès flor de loto

Església parroquial de la Santa Creu Escola Tolrà Escoles Bressol Mas de Baix La Concórdia La Fàbrica Can Veribol Castell de can Jaumar estrella Ca l'Abellà Ca l'Estrany Can Bergai Can Vilumara Pont de can Genís Can Tosca Can Vehils Torre de can Vehils Capella de Sant Cristófol Can Vives Can Amat estrella Torre de can Amat Museu-Arxiu Municipal de Ca l'Arrà

Canet de Mar es una población de la comarca del Maresme. Aparte de la excelente clima, la extensa zona de playa, de más de dos kilómetros y medio, y los bosques que rodean el municipio, Canet de Mar es la población donde, en menos espacio, hay más patrimonio modernista .
En Canet vivió y trabajó el arquitecto, profesor, dibujante, político y humanista Lluís Domènech y Montaner. Aquí gestó obras tan importantes como el Palau de la Música Catalana y l'Hospital de Sant Pau i de la Santa Creu.

En Canet encontrará l'Ateneu Canetenc, hoy biblioteca, la Casa Roura, convertida hoy en restaurante, la Casa museo Montaner, donde vivió y trabajó el arquitecto, y muchos otros edificios y casas de este estilo arquitectónico de finales del siglo XIX y principios del siglo XX.
En Canet se llega por la carretera nacional II o bien por la autopista C-32. Con una población de más de 14.000 habitantes, Canet de Mar ofrece tanto al residente como al visitante, un municipio abierto al mar y rodeado vez de montañas, donde destacamos el cerro de Pedracastell desde donde se puede ver ampliamente la zona costera , y el Montnegre-Corredor, que forma parte de la Cordillera Litoral, que protege toda la comarca y hace que disfrute de este clima tan privilegiado, del cual es un claro ejemplo el valle de Canet.

Los inicios del valle de Canet

:

Excavación arqueológica muro romano junto al l'Odèon 2007 La huella humana en el valle de Canet es muy antigua. Tenemos constancia de asentamientos ibéricos en las afueras del núcleo primitivo de Canet. Posteriormente, la romanización de las tierras más cercanas al mar llevó a la construcción de las villae romanas, como la villa de Can Vigas, una gran construcción enclavada en la colina donde hoy se levanta la actual iglesia parroquial.

Tras la caída del imperio romano, los habitantes de Canet se refugiaron en el interior del territorio a consecuencia de las continuas oleadas de los pueblos bárbaros. No es hasta finales del siglo XI que de nuevo volvemos a encontrar referencias de presencia humana en el valle de Canet a través de dos construcciones: l'esglesiola románica de Sant Feliu de Canet y la casa fuerte o domus de Canet, al veral de l'Aubó, bajo la jurisdicción del Castillo de Montpalau. La población comienza a bajar de las montañas del Montnegre y parece que se establece un pequeño núcleo de habitantes en los alrededores del bache de l'Aubó. Y del siglo XIII hay documentada la existencia de la iglesia de Sant Pere de Romaguera

La edad media:

En la Edad Media, se fue estableciendo un núcleo de población en el valle de Canet, que aunque dependiente de la parroquia de Sant Iscle de Vallalta, miraba hacia al mar. El aumento de población y el buen ritmo de las actividades económicas desarrolló una nueva organización parroquial para este núcleo. En 1462 se consagra una nueva parroquia bajo la advocación de Sant Pere y Sant Pau, sufragánea de Sant Iscle de Vallalta donde actualmente está el Santuari de la Mare de Déu de la Misericòrdia. Poco a poco, la población se expande hacia el litoral y, un siglo después, Canet se consolidaba como pueblo.

Así, el año 1579 se levantaba el actual templo parroquial, mientras se construían torres de vigía para paliar el peligro de los ataques de la piratería turca. Finalmente, en el año 1599, Gastó de Montcada, vizconde de Canet, como señor jurisdiccional, dotó a los parroquianos de Canet de una organización municipal propia, con la constitución de un consejo de gobierno propio.

Navegando hacia las américas:

En los siglos XVII y XVIII destaca la actividad del comercio marítimo. El interés económico se centraba en la navegación en las Américas, sobre todo, a raíz de la promulgación de las Cédulas de Carlos III que daban libertad de comercio con América, derogando el monopolio de los puertos de Sevilla y Cádiz. Antes de la llegada de las Cédulas, algunos canetenses ya habían instalado casas de contratación en estas ciudades, como los Clausell, los Xiqués, los Micer y otros, haciendo caso omiso de las prohibiciones. Después de la libertad de comercio con América se fundaron nuevas compañías comerciales de familias canetenques como la de los Llauger y Roura, en 1797.

En Canet se cultivaba vid, para producir el vino y el aguardiente que se embarcaba en los grandes barcos y la principal ocupación era el comercio marítimo, había dos astilleros (la del Cavaió, situada entre Canet y Arenys, y la del Santo Cristo, en el límite con Sant Pol) y, curiosamente, el paño de las velas dio origen a una de las primeras industrias textiles.

Los americanos y su legado al pueblo:

A inicios del siglo XIX, surgió la figura del americano, el sucesor del comerciante canetense de años anteriores. Muchos de estos americanos eran hijos del pueblo que habían ido a las colonias españolas de muy jóvenes y allí habían hecho fortuna. Muchos de estos antiguos canetenses fueron propietarios de ingenios y negocios en ultramar. Así, por ejemplo, José Barón estableció la primera línea marítima entre Cuba y España. Los Castaño destacaron en el campo político. La saga de los Busquets comenzó haciendo pan y se convirtió en el máximo accionista de la Standard Oil y los hacendados José Mora, Juan Baptistapau y Carlos Pascual tuvieron grandes plantaciones de café y azúcar.

Cuando a partir de los años 60 del siglo XIX estos americanos regresaron a su lugar de nacimiento, acabaron transformando Canet. El centro se pobló de grandes mansiones señoriales, las antiguas viñas de secano se convirtieron en huertas de regadío y se empezaron a levantar las nuevas fábricas de vapor de la industria textil. Durante este tiempo también se construyó el nuevo Santuario de la Misericordia, entre 1853 y 1857, obra de Francisco Daniel Molina, de estilo neogótico, donde encontramos la Virgen de la Misericordia, el actual Patrona de la comarca del Maresme.

El textil:

A finales del XIX y primeras décadas del XX, Canet entró en un proceso de transformación de su economía. El peso de la manufactura de puntas tradicional llegada de los americanos adinerados fomentó el desarrollo de la industria textil, primero basada en tejidos de algodón indianas con destino a los mercados d'ultramar, pero que después acabará especializándose en el género de punto. Inmersas en la industrialización, la sociedad y la economía canetenques fueron perdiendo su tradicional carácter rural y marítimo.

Entre los años 1880 y 1890 se fundaron las fábricas textiles Jover, Serra i Cia, la Sussagna i Ferrer, después Carbonell Sussagna, la Floris Reynés -El Corral-, El Vapor Vell y otros de menor importancia. La producción del género de punto tuvo un desarrollo vertiginoso y, en poco tiempo, se convirtió en la ocupación principal de la ciudad, hasta el punto de que en 1922 la Mancomunidad de Cataluña estableció en Canet la primera Escuela de Directores de Industria de tejidos.

La industria del punto, como otros sectores productivos, ha combinado la proliferación de pequeñas instalaciones con grandes industriales. En Canet, los dos más significativos han sido, por volumen, Can Romagosa y Can Jover, sin menospreciar el papel innovador y singular que pueden tener industrias como Can Lloveras.

En la conformación sociológica del pueblo, la industria Isidro Jover y Cía, actualmente conocida como la Pulligan, ha tenido un peso determinante ya que, durante décadas, la mayoría de la población ha vivido, directa e indirectamente.
fachada casa museo En Canet aún quedan en pie edificios que, como testigos de la huella de la industria, forman parte del patrimonio industrial de nuestra ciudad. Algunas son auténticas joyas arquitectónicas como la fábrica Isidro Jover y la nave Floris y Busquets, de Pere Domènech i Roura, y la fábrica Carbonell y Sussagna de Josep Puig i Cadafalch

El Modernismo y Montaner:

A finales del siglo XIX también se inicia la época del Modernismo, donde destacó la presencia de Montaner. De este arquitecto podemos ver edificios como Ateneo canetense, la Casa Roura y la Casa museo Montaner (donde vivió y trabajó). También podemos ver obras de Josep Puig i Cadafalch como el restaurante del Santuario de la Misericordia y los jardines que lo rodean, que servían de lugar de recreo a los peregrinos que llegaban al Santuario de la Virgen, d'Eduard Ferrés y Puig , como la casa Villa Flora o el edificio del antiguo matadero, sede actual de la Policía Local. Pere Domènech i Roura, hijo de Domènech i Montaner, también hizo obras de estilo modernista como la casa Floris de la calle Ancha.

A inicios del siglo XX y hasta la República, la villa de Canet vivió un proceso de modernización, con apertura de calles, edificios de servicios, e infraestructuras. Destaca algunos edificios de estilo Novecentista. Los años veinte, se conservan dos obras de Rafael Masó, uno de los principales representantes de este estilo: la Cooperativa canetense (actual Odeón) y de la Casa Renau. L'Odèon, se encuentra en un proceso complejo de restauración, ahora parado a causa de un trágico accidente que costó la muerte a un operario que trabajaba y de las causas jurídico - técnicas que se han derivado de este suceso.

Como edificio de servicios destaca el Mercado Municipal, proyectado por Pere Domènech i Roura en 1932. Antes de llevar a cabo el ayuntamiento convocó un referéndum en 1933 pidiendo la aprobación de la población, que debía decidir a favor o en contra. Pocos meses antes las Cortes españolas habían aprobado la propuesta de ejercer el derecho a voto femenino en el estado español, y las mujeres de Canet, que votaron en el plebiscito del mercado municipal, fueron las primeras en hacerlo, al utilizar las listas electorales vigentes.
Este proceso de modernización se detuvo por el estallido de la Guerra Civil y la posguerra.

.

Alojamiento, Ocio, Arte, Servicios en Cañet de Mar , Entidades, Comercios en Caet de Mar, El Tiempo - Canet de Mar, Guía practica de Canet de Mar - Practical guide of Canet de Mar - Un guide pratique de Canet de Mar

.